Sunday, March 18, 2007

El valor de las cosas

El mundo es la mejor herencia que podemos dejar a nuestros descendientes.


El cuerpo es una cáscara. Lo inmaterial que quizás se acumula dentro, un día se escapa a saber dónde. Y desaparecemos como lleva desapareciendo casi todo desde que hay vida en el planeta.

Pero el planeta no desaparece. El día que ya no estamos sigue girando igual que siempre. Nunca me he muerto de momento, pero supongo que cuando le ves las orejas al lobo, se activa en uno mismo un reflejo acto de inmortalidad. No podemos aferrarnos a nada mientras el tiempo se escapa, así que queremos dejar algo para los que quedan, necesitamos aportar una parte de nosotros.

Demasiado tarde. Solo puedes dejar "el mundo", al cual as descuidado desde que tenias uso de razón. Ha sido la pieza más importante de tu vida, donde has crecido, donde has pensado, donde has sentido, has viajado, donde conociste a tu pareja, donde dejaste a tus niños. Sin embargo jamas le has cuidado. No le has dado nunca el valor de la cosa mas valiosa que tenías, lo único que tendrás. Nunca lo has enfocado como el legado donde toda la gente que quieres y que dejas atras crecerá, pensará, sentirá, viajará, conocerá a su pareja y dará vida a nuevas personitas que harán que el mundo siga girando.

Y cierras los ojos por última vez. Y en este mundo has dejado guerras. Hambre. Insolidaridad. Un mercado atroz por encima de cualquier ley, de cualquier ser humano. Un silencio pasivo ante la injusticia. Un mundo cada vez mas efímero, cada vez mas ensimismado en lo superficial. Has dejado que los grupos se fragmenten hasta hacerse enemigos. Que la tolerancia y la integración se convierta en odio y recelo. Has dejado un futuro donde las energías no renovables que mueven el mundo se agotan demasiado rápido y no te has molestado en invertir en la continuación de otras energías ilimitadas que asegurarán el bienestar de los que has dejado en el planeta. Un mundo donde pensar en voz alta es un peligro si te sales de lo común porque quedarás automaticamente apartado a un plano inexistente. Un lugar donde tus hijos tendrán contratos basura hasta que se jubilen porque son simplemente capital de usar y tirar en beneficio del empresario y su producción. Y cuando se jubilen, muy probablemente su pensión será demasiado escasa para vivir en condiciones. O incluso será nula. Las residencias, a este paso, estarán privatizadas sin amparo para los que no tengan dinero. Y entonces, como en esta sociedad solo se aprecia lo bello y lo productiva-consumistamente útil, tu hijo, ya con toda una vida a sus espaldas, morirá solo en su casa porque desde el momento en el que la vejez empezó a fluir por sus venas, la herencia que le has dejado le ha anulado como ser humano.

Esto no es política, de verdad que no. Esto es simplemente sentido común y humanidad, algo que no se encuentra en la herencia política que no estamos dejando. Y es que el mundo es otra historia por encima de sistemas de mercados y políticas. Antes de que ya no podamos hacer nada porque nuestra estancia en el mundo se acabe, deberíamos darle a las cosas el valor que se merecen. Y cuidar el mundo, con su naturaleza, con su sociedad, con su cultura, en el mejor estado que podamos, siempre pensando en los que vengan después. Cuando muramos, al menos querremos a 1 persona en el mundo. Solo por ella, merece que siga girando.

¿Qué mundo estamos dejando?

4 comments:

delirante said...

No, no es una cuestión política, y ahí está precisamente la clave. Mientras se siga creyendo que así es, se tratará de abordar (y aislar) desde ella, y ese es el fin del comienzo de la solución.
Que palabras más acertadas Beatrize. ¡Me han_s encantado!

Aliena said...

Dice un porverbio indio...la Tierra no una herencia de nuestros padres, sino un préstamo de nuestros hijos. Y así es. Usamos el Mundo, con la escusa de que nosotros no lo vamos a ver mal, pero es que realmente nuestro papel es el pasárselo a las generaciones siguientes si no tal y como nos lo pasaron nuestros padres, al menos mejor. Pero parece que eso es dificil, pues cada mez es más desolador el mundo en el que nacemos, vivimos y morimos. Me ha gustado mucho tu post. Si más gente pensase como tu...Besitos.

Purkinje said...

Y aun asi, puede que las cosas sean como tienen que ser...

Anonymous said...

Polar circle antes conocida como Blue_zeland said:

http://www.polarcircle2006.blogspot.com/

Bufff es todo un seminario mediambiental...mas de lo q necesito escuchar por ahora...
un saludo lunita!