Friday, October 12, 2007

El aguarrás de los sueños





Estoy contenta
de que cuando la vida tiembla
el sol no se apaga,
de que hasta la rutina más dura
al final siempre estalla.

De despertarme tarde
con las sábanas pegadas,
y que sea el aguarrás de los sueños
el que me despegue de sus garras.

De entumecidos piermas y brazos
sentirme mareada
y confundirlo con que estoy volando
con sentirme volada.

Del vértigo
alto y atrayente
que dispara pálpitos
de inseguridad decreciente.

De ellos
que sin los sueños
los útopicos baremos,
arrugarían el empeño
de saber seguir midiendo.

De los que miden
a base de letras,
la altura de lo pequeño
y la grosura de la Nada.

2 comments:

Fauna Salvaje said...

Que bonito, este poema tuyo me ha llegado. Tiene cierta estética nimimalista que es muy bonita, y se aleja de los tópicos pretenciosos. Felicidades.

arcademonio said...

...has de estar contenta porque cuando el sol parece que se apaga se enciende la luna...la rutina deja de serlo con un simple giro en nuestra vida...no dejes de volar aún despierta...eso no solo sucede mientras duermes...¿Medir? ¿para qué medir?...los sueños no se miden...ni las ilusiones...ni la esencia...infinitos besos de bolsillo...safo estaría orgullosa de tí...