Monday, February 11, 2008

Esquizofrenia empática

- Entonces está usted pasando por la típica crisis de desgana y pesimismo...

- Exacto, no puedo evitar teñir los colores de un color mas oscuro, como el de la sangre y el musgo.

- ¿Ha sufrido algún cambio su vida últimamente?

- No doctor, para nada, todo sigue igual que siempre.

- Entonces debería de cambiar las cosas, los hábitos, ponerse nuevas metas y salir de ese agujero en el que se encuentra. Debería de...

- No, un momento doctor. Si mi vida está genial y no paro de ver objetivos en los que implicarme constantemente.

- Entonces, ¿Cómo es que está usted deprimida?

- No lo sé. De hecho creo que no estoy deprimida.

- En la charla de hoy ha utilizado palabras lúgubres, retorcidas, llenas de amargura y resignación, de pesimismo, expresiones como "vida puta" que apuntan a cómo siente usted la vida.

- Pero yo no la siento así.

- ¿Entonces?

- Supongo que el problema es que mucha gente sí que la siente así.

- Pero tras realizarle varias pruebas psicológicas, está claro que usted está en crisis...

- No puede ser. Precisamente no soy yo la más adecuada para quejarme. Con el musgo y la sangre expreso cosas contrarias a mi filosofía de vida, a mis circunstancias, a como me siento. Mi vida no es puta, solo está llena de vida, de sensaciones, de tensión creativa. Sin embargo, en esta etapa no puedo expresarme, necesito expresarlos.

- ¿Expresar a quién?

- A ellos.

- ¿Quiénes son ellos?

- No lo sé, supongo que todas esas persona que a lo largo de la historia, a lo ancho del presente y a lo alto del futuro se sienten así. A los que no han tenido tanta suerte como yo y están demasiado cansados sobreviviendo como para ponerse a escribir palabras de color musgo y sangre. ¿Sabe?En el fondo me da rabia.

- ¿El qué?

- Pues ser una burguesita hippie. Una escritora que pone en su letra algo de lo que no tiene ni puta idea. Con la vida resuelta y el estómago lleno es muy fácil hablar de paz, de igualdad, de desarrollo sostenible, de pobreza cero, de poner fin a la explotación, de ver las cosas blancas en lugar de grises, de radicalizar las buenas intenciones hasta que consiguen ser un puñado de militancias abstractas que jamás cambiarán nada.

- Y usted sigue manteniendo que no está en crisis...

- No, llevo toda mi vida así. Las crisis son cosas puntuales.

- Entonces ¿por qué antes no actuaba así, de color sangre y musgo?

- No sé, quizás no me veía dentro del mundo, formando parte de la cadena, solo era un ente individual que andaba expresando su manera de estar en el mundo.

- ¿Cuantos años tiene?

- 21

- Ahora entiendo. Entonces, bienvenida al mundo. Usted escriba lo que siente, no se deje nada, pero por favor, procure no olvidar lo que es, tener un punto hacia donde volver cuando pierda la cabeza entre la enredadera de sus letras. Si no olvida este consejo, creo que no hace falta que nos volvamos a ver.

9 comments:

elenaberenice said...

Admiro tu talento :)

Hada Gris said...

"Tener un punto hacia donde volver cuando pierda la cabeza entre la enredadera de sus letras."

Genial.
Me he sentido más que identificada con este post. ¡Gracias!

Anonymous said...

¡ Me encantas !

centrifugado said...

bájate "unbroken" de missy higgins...no te digo nada más...

Pau Llanes said...

Qué bien escribes, Beatrize, me pasaré un buen rato de esta tarde gris en la isla leyéndote en tus dos cuadernos... ¿21, dices?, qué precioso número múltiple de 7... Es que el 7 tiene algo especial, no sé, su perfil bohemio, su carácter modular, su condición de heraldo de la suerte, su pronunciación en hebreo... A ver qué me enseñas, Beatrize, con tus letras, que quiero aprenderte... saludos... pau

Pau Llanes said...

Te cuento mi experiencia en ti esta tarde, Beatrize...
1º me encantó Camille, no la conocía, la buscaré por ti...
2º Pasé el rato escuchando la música de tu emisora... se parece tanto a mi música... lo bueno que tiene la tuya es que no tengo que perder el tiempo metiendo y sacando, y eso me permite concentrarme más en ti, lo que escribes... Te pondré de fondo musical en mis tardes, en algunas por lo menos...
3º evocadoras fotos, sutiles abstracciones, y sobre todo magníficos los pies de foto... debes seguir con ello, es que perdiste un año, mujer... Y esa Roma de gatos y bohemios... alguna vez me pierdo en las madrugadas romanas jugando con las permutaciones posibles (y hasta las imposibles) de la palabra ROMA... Sugestiva foto del atardecer de espejos en Valencia del verano de 2005 (colecciono espejos en cualquier soporte y técnica)...
Me conmovió esto: "poner frases que no somos nadie hasta que somos para alguien"... Esa es la bendición del que escribe... su maldición, la ceguera ajena o su propia invisibilidad, o yo qué sé...
Una confidencia cómplice: un día inventé una historia acerca de alguien que despierta no sabe dónde y comienza a revivir al revés, de viejo a feto, a lo Proust (es decir al encuentro del tiempo malgastado)... Todavía no he acabado de escribir ese cuento, y mira que llevo ya más de cinco años intentándolo... qué jodido es escribir al revés; no sólo es cuestión de saber especular ni saberse de carretilla los tratados de espejos, hasta las novelas de Valle Inclán y sus esperpentos...
Ah... lo de amontonar libros inacabados no tiene que ver con la edad ni creo es una patología de hiperactividad o falta de concentración... Yo mismo tengo exactamente 23 interruptus... Y en cuanto a las marcas... ummm... no sé... en los últimos 25 años habré hecho unas 125.000 ¿valen también las anotaciones al margen, los subrayados, no?... 20x250x25=125.000... uffff...
Excepcionales tus biografías de los últimos años... ¿quieres ser mi "chela"?
Por último: no debes dejar de escribir nunca, Beatrize... El mismo Bruno Llanes curaría tu Alzheimer temporal... te lo jura Pau Llanes, su hijo del alma...
Saludos... Pau

Cinderella 23:59 said...

¿No te importa que me siente en el silloncito para desahogarme un ratito?, total sólo nos vamos a sentar ella y yo.

Ella está sentada en un silón de cuero rojo, el rojo es su color pasión, deseo, sexo, todo lo que puedas imaginar una pura y dura hedonista.

En cambio también estoy yo, la que sueña con principes de alcoba y amaneceres, la que cree en los flechazos y los juegos.

Total que aqui ahora mismo estamos ella y yo, pero nunca me decido por cuál quiero ser en cada momento, pero ahora las he dejado discutiendo de por qué ha tenido ella, la de rojo, estropear un juego con un niño (des)encantado que la otra la soñadora estaba creando.

En fin que sí mi "esquizofrenía" también debe de tener de eso... empatía, porque yo las entiendo.

Un beso de todas nosotras ;).

Meike said...

Es sólo que en esa franja de edad, todos (o la mayoría) somos unos revolucionarios.




Y sí, apuesto a que se puede cambiar el mundo, aunque sea un poquito.

lapaupachica said...

me encantó tu post. nada más que decir, pero me toca mucho. te invito a mi blog... y gracias!