Sunday, September 07, 2008

Imago


"En la comida los sientan en la misma mesa, con cuatro personas más. Hablan de amor, una vez más de amor, el tema de moda entre los críticos de moda, y Elsa le explica a Él lo que es la imago, la impronta indeleble que uno lleva dentro y que determina lo que uno podrá amar a partir de figuras que ya amó. 'Todos tenemos una imago - dice Elisa en tono doctoral- pero la mayoría de las veces no somos conscientes de que nos atrae un tipo muy determinado de persona, porque no sabemos abstraer la cualidad que hermana a todos nuestros amantes. La imago representa un estado de carencia -prosigue, y está a punto de dejar la cosa ahí por no aburrirlo, pero la antención que lee en sus ojos le anima a seguir- y de esta manera, si nos sentimos débiles, buscaremos a aquel que inspire fortaleza, y si nos creemos tontos, nos enamoraraemos del que nos sugiera inteligencia.'


Él le replica que Él no tiene imago, que se enamora de personas muy diferentes, y ella le dice que todos tenemos una imago que Él también tiene una, aunque no lo sepa, de la misma forma que todos soñamos pero solo algunos somos capaces de recordar nuestros sueños.


Quizá, Él todavía no ha llegado a identificarlo y eso es peligroso, porque significa que aún no sabe lo que anda buscando. Pero esto último Ella no se lo dice..."



Nosotras que no somos como las demás

Lucía Etxebarria

4 comments:

Jean_Artico said...

imago, la primera vez q lo oigo


buen blog espero pasarme algun dia

salut

Nyama said...

"La imago representa un estado de carencia -prosigue (...) si nos sentimos débiles, buscaremos a aquel que inspire fortaleza, y si nos creemos tontos, nos enamoraraemos del que nos sugiera inteligencia"


Creo que a alguien le entraron (unas) ganas (increíbles) de balancearse entre las estaterías de la E.

Meike said...

Cuando leí la palabra Imago, hace ya un par de años, me sorprendió muchísimo, me dejó enganchada. Si bien, creo que he encontrado mi imago.


:)


Un abrazo enorme.

Hada Gris said...

Y yo que tenía un poco tachada a la señor(ita) Etxeba...
Habrá que darle otra oportunidad.