Saturday, January 30, 2010

viento de camping, mañana en la tienda

Nuestra tienda lleva toda la noche jugando a ser gelatina azul, temblorosa por convertirse en cometa sin cuerda. Pura gelatina azul. Cuando sonaban pasos parecía que se acercaba un niño a hurtadillas para comernos. Es toda la clase de miedo que puedes pasar en un sitio como este, donde las estrellas sólo se dedican a dejarse ser contadas por el faro a la orilla de la historia infinita del mar.

Ahora ella se acaba de despertar y vamos a soñar. También a desayunar.

2 comments:

fnet said...

está metacientíficamente demostrado qe la contaminación lumínica hace qe la gente se olvide de lo más valioso.

Kuro said...

el desatuno sabe mejor acompañado del primer sueño de la mañana supongo