Friday, December 08, 2006

El ojo del caramelo


Con 6 años cómo te puedes sentir si andando por el centro un Papá Noel contratado por el Corte Inglés se te acerca ¡¡¡A TÍ!!! ¡SÍ! ¡¡¡¡A TÍ!!!!, y te desea feliz navidad, te pregunta si has sido buena (vaya, no sabes si contarle lo de aquel dia que no hiciste los deberes de mates y mentiste diciendo que te habias dejado el cuaderno de sumas) y y y.... Y TE MIRA A LOS OJOS! Y y y y te da... un caramelo ¡A Tí!.

Serías el ser mas especial del mundo. Y lo sé porque lo ví en sus ojos, en los ojos de aquella niña aquel año. Sí yo sabia que era un tio con barba postiza, que trabajaba como algo temporal para llegar a fin de mes y que era pagado por unos mayores que han perdido la magia y solo quieren ganar dinero con los regalos de navidad. Pero esa es otra historia...

Esa niña sintió la navidad. Ese olor a calefacción, con la perspectiva del árbol de navidad que es mas alto que tu. Cómo mueve las piezas del Belén y acerca a los Reyes Magos al portal segun se aproxima el 6 de enero. Quedarse mirando fijamente la carta e imaginar como un rey mago, con sus guantes blancos, sostendra ese mismo papel. El sonido en noche buena de unos cascabeles en otra habitacion que anunciaba regalos y como algun tío te dice señalando la ventana "mira, un destello rojo mira mira!". Espachurrar los polvorones a los mayores (tu los espachurras y ellos lo abren porque a ti se te caen). Las comidas con toda la familia que no hacen mas que recordarte que hay pajes por todas partes porque es navidad, y tu ahí muerta de nervios. Como los papis, los tios, las tias, los yayos, el panadero, la profesora... como todos los mayores son especiales esa epoca del año contigo...

La primera niña era una desconocida, pero la segunda niña soy yo. Con 20 años pero con los mismos sentimientos. La primera niña me los recordó y me hizo prometer que jamas dejaria de creer en la magia de la navidad. Porque todo depende de como uno mismo quiera vivir las cosas. Al menos nunca lo olvidaría por respeto a los niños, en el fondo todo es para ellos. Para nosotros.

A partir del dia 24 por la noche: feliz navidad. No, de ésa no, de la mía...

4 comments:

delirante said...

No sé cómo es TU navidad, pero la que me ha tocado vivir y sentir a mí... tía, me da naúseas!
Suerte la tuya!
;)

Mincha said...

Me gustaría volver a tener 6 años y sentir que la Navidad es una época en la que todos son amables contigo porque le gusta igual que a ti, que se hacen regalos solamente para ver sonreír a la otra persona, que no para de sonar el teléfono porque verdaderamente quieren felicitarte y desearte lo mejor...Ahora no es así (y dudo que para mí alguna vez lo haya sido) pero al leerte me has devuelto la magia. Gracias!

rutty said...

Me ha encantado este post, me encnata la navidad e intento olvidar esa magia y esas cosas que nos hacian sonreir cuando teniamso pocos años.

besitos

belga_seg said...

aghhhhhhhh por qué cuando escribo los comentarios más largos hay un error y se me borra todo :(... jo!!! a ver... dannet... te decía que a mí me encanta la navidad, que me encanta ver la ilusión de los niños porque me la pasan a mí y me brillan los ojitos igual que a ellos (bueno, por desgracia un poquito menos, pero mucho)... ayer estuve en Cortylandia y me lo pasé genial :) me encanta la navidad!
un besito!!!