Sunday, July 06, 2008

Manguitos

Medía a penas más de un metro. Portaba un manguito de colores estridentes en cada hombro. Caminaba por el borde de la piscina de la mano de su madre. Por cada paso que daba ella, él ya llevaba 4 dados. Su cara era de angustia, no hacía más que mirar sospechoso y atemorizado hacia todas las direcciones.
Su cara se tornaba cada vez mas preocupante hasta que no pudo más y confesó con desesperación:
- Mamá, ¿dónde está el cloro?