Saturday, November 01, 2008

Calle Madrid Frío

Igual me da por pensar en viajes que no hice.
Igual pensando en ellos consigo viajar
aunque siga estando aquí.
Puede que me de por hablar sola
diciendo cosas que suenen a sonido,
no las entenderé
y tal vez por eso por fin Comprenda.

Seguiré pintando siuletas en el aire
cuando no me vea nadie
haciendo existir lo que quiero que aparezca.
Las aceras se van conviertiendo en pensamientos,
por cada esquina hay ideas que inventar,
que nadie haya pensado,
giros que, me gusta creer, no existían
hasta que me atreví a revirarlos.
La gente que pasa se convierte en cómplice de mis teorías
pero jamás lo llegarán a saber. Ja.

Ya hace frío y por fin el jersey de cuello alto
me hace menos vulnerable al mundo
y las cafeterías tibias
arropan el quemazón que llevo dentro.
El vapor de mi boca es cada vez más suave
y al pasar frente a mis ojos parece un sueño.

Canturreo tan bajito entre la gente
que solo yo noto la respiración
que hace vibrar al sonido flotante.
Ellos no se enteran de mis bandas sonoras,
tal vez en algún solitario pasillo de metro,
pero tiene cierto regustillo divertido
ser por un instante la pirada del pelo largo
con la que te cruzaste un día.

Paseo, sin hora, sin sitio,
con mi sombra y mis historias.
Y siento, invento, esquizofrenia anímica,
siento, invento, más pasos,

desdoblamiento,
imágenes que me calan,
sin sustento.
Todo. Todo por dentro.

Ellos jamás lo llegarán a saber.

5 comments:

jelly said...

¡Me encanta, me encanta!

Me has hecho sentir como si estuviese ahí... casi te he visto caminando :)

Polar Circle said...

Muy visual la narracion!! y yo que odio ir con el jersey de cuello alto!! ouch!!

Meike said...

:) Cuando he leído el título, ya sabía de sobras que este post me iba a encantar.

Me enganchaste desde el principio..

¡Guau!

ITACA said...

qué gran sorpresa haber dado con tu blog

campo di fragole said...

Me encanta lo que escribes!!!