Friday, February 06, 2009

Collar ajustado de bolitas de horas bibliotecarias

Día interior. Biblioteca en Lavapies. Silencio sepulcral omitiendo los pensamientos y las canciones del subconsciente recurrente. Primer plano de 25 folios de densas letras de apuntes. Por las 2 caras. 5'30 de la tarde. Viernes desorientado, mucho. Chica con jersey de cuello alto color profundo Triki, el monstruo de las galletas. Acción.

Mirada raptada. Se la llevó el cristal en un descuido de iris abstraído entre los cielos azul con nubes de cachimba reflejados en los cetrinos cristales del Teatro Valle Inclán. Se restriegan los pompones de particulas de oxígeno e hidrógeno, se recrean por el mapa de su pared teatral, como intentando agarrarse. Parece que quieran ver la obra o tal vez solo quedarse cerquita de el paraguas con piernas de mujer ataconados entre rojas perspectivas. La absorta mirada apátrida se rinde ante los pies de todas esas palomas que sobrevuelan el paisaje, de marco a marco, el de esta ventana que aunque cerrada, me permite por un instante

r e s p i r a r .

3 comments:

Hada Gris said...

Ay... Salí super decepcionada de esa obra. :(

Me habría hecho ilusión encontrarte por el concierto de la Rosenvinge. ¿Sabes que Miss Hernández la acompañó en una canción? Pero sólo utilizó media voz, no fuera a dejar mal a la rubia. Snif...

Me ha encantado el libro. Espero leerme pronto algo más de ella. Precisamente hoy le he metido la novelita en el bolso a una amiga, para que comparta mi felicidad con estos pequeños tesoros. :)

Y sí, últimamente leo mucho. El problema es que suelo restarle tiempo al estudio... (Mal, mal, MUY mal).

¿Y a ti cómo te van las cosas? ¿Qué tal los exámenes?

salpety said...

Iba a decirte lo bien que escribías pero es un libro!
Podrías decirme cual es ?
Un saludo.
Prometo volver a pasar por aqui (=

claradriel said...

Te sale muy bonito eso de respirar.