Sunday, June 17, 2007

Ahora mismo me encantaria volver a empezar la universidad. Echar hacia atras 3 cursos y llegar en primero a clase. Hacía mucho tiempo que no necesitaba del teclado por no tener a quien soltar esto con pelos y señales, que me oprime y me hace sentir presionada e incomprendida, pero sobre todo confusa y quizas cobarde por no ser consecuente.

Siempre, desde que tenia uso de razon he intuido bien las cosas pero jamas las he llegado a comprender. Pense que eso con los años cambiaría, que cuando acabara el cole para empezar el bachiller empezaría a manejar mis intuiciones con hechos y cultura. Y sí, esa sensación de cultura me invadió con las clases de historia, de latín, historia de la musica, del arte y de filosofía, creyendo que a partir de entonces todo seria un ascenso exponencial hacia la periodista culta e informada que quería ser.

Pues no. Al empezar la carrera no solo me lleve un chasco a nivel personal con tanto gentío desvinculado, sino que se dio un caldo de cultivo que mezclaba dos sensaciones: la de apatía hacia algunas informaciones recibidas en clase, y el total sentimiento de estar perdida ante otras informaciones que me deslumbraban tanto que era incapaz de seguirlas por mucho que me las empoyase en el examen.

Recuerdo que al acabar bachiller me sentía bien porque habia conseguido juntar las piezas de cada materia. Unas se habian solapado con otras y ya no tenian sentido en si mismas sino que eran parte de un mismo todo, a la vez causas y consecuencias, un tejido perfectamente cosido y a partir de ahi toda una infinita gama de posiblidades de enteder mas cosas que investigar y que complementaran toda aquella informacion que ya era parte de mí, como si hubiera vivido cientos de etapas historicas y fuese plenamente consciente de sus contextos sociales, politicos, economicos y culturales.

En la universidad no. Se me caia la baba con todas esas citas de los profesores. Me deslumbraban los nombres de los teoricos, los hechos destacados que cambiaban las cosas a lo largo de la historia. Me encantaba descubrir frikadas de las diferentes materias y escuchar batallitas de los experimentados en ellas. Pero nada conectaba, aunque estaba tan fascinada con todo aquello que no ha sido hasta hace poco cuando me he dado cuenta de lo que ha pasado.

Ahora estoy acabando 3º. La Lowy, profesora de redacción en 1º y 3º nos comentó que si periodismo fuera una diplomatura ya seriamos diplomados, periodistas profesionales dispuestos a salir a la jungla de los medios de comunicacion a cumplir nuestro trabajo. Que tras tres años de estar metidos en el cotarro, aunque sin experiencia, ya poseíamos una serie de conocimientos y herramientas de un nivel formacional elevado que nos servirian para que:

A) no nos chotearan
B) cumplir con la mision de informar bien puesto que estamos bien informados
C) ser honestos puesto que conocemos muchas caras de la realidad
D) crear nuestros propios juicios.

Y pensé, "coño, pues debería de tener razón". Y es cierto que cada año me entero mas de que va todo y noto el poso que deja todo lo que he estudiado, pero aun asi faltaba tanto...

A una semana de chapar ciclo, preparando un exámen de estructura de la comunicacion he visto la luz. A pesar de que el nombre de la asignatura echa pa'trás, está interesante porque habla de como funcionan los medios, con sus concentraciones empresariales y los chanchullos que eso conlleva en algunas partes, que nos quejamos de España, pero hay cada cosa por ahí...
Uno de los requisitos para la asignatura es ver una seie de pelis y documentales sobre los medios y los chanchullos que hacen. Aquí es cuando me ha entrado la crisis, la angustia, las dudas y de todo.

NO TENGO NI PUTA IDEA DE NADA. Todo me suena, puedo ser algo escéptica con algunas argumentaciones que ni siquiera son mías la mayoría, pero ya esta. Y me he dado cuenta de que, quitando los truños de profesores y de clases que he llegado a tener, realmente es ahora, cuando la RESPONSABILIDAD en mi cabeza ha hecho click, es cuando deberia de empezar la carrera. Ahora mismo es cuando he madurado los suficiente como para afrontar la universidad como una persona adulta, no como una prolongación del cole donde el objetivo es aprobar. En 3 años no he cogido una puñetera bibliografia, jamas he apliado apuntes ni me he interesado en ver otros enfoques, en prepararme las clases para aprobechar a los profesores acribillandoles a preguntas como hacía antes. Simplemente como la universidad se me quedó grande y todo era tan bonito, me quede queita, anestasiada, asimilando las 40 paginas de apuntes de las cuales merecian la pena 7. Ni siquera tenia una idea de realidad al estudiarlas. Eran como cuentos, estudiarse argumentos para parecer que sabia. Si tenia que decir en tal pregunta de examen "los juicios de Nuremberg" lo decía acompañado de una frase que explicase lo que era, esa era toda la realidad, toda mi realidad.

Claro, no es culpa mia, siempre he pensado que el click cerebral viene solo. El problema es que me ha venido con 21 años y no con 18.

Y ahora viene mi angustia existencial. Sintiendo todo esto tan adentro, y sientiendome tan fieramente responsable frente a lo que sera mi profesion (algo que nunca antes me habia pasado, al menos no tan conscientemente) creo que el año que viene debería de dedicarme a reflexionar sobre estos tres años. O lo que es lo mismo, no matricularme en cuarto y hacer vida de universitaria en la bilbioteca, rescatando viejos apuntes, cotilleando bilbiografias y orientando las materias a lo que ahora sí que tengo claro que me interesa y será útil. Recordar todo aquello que olvide. Las clases de sociologia reivnidicativa (de plumero rojillo) de Ariel del Val y esos libros sobre la crisis de identidades de Dubar y el problema de al-quaeda visto por Gray (nombres que 3 aoñs despues han ido apareciendo en otra partes y casi tienen cara); todas esas fotocopias de relaciones internacionales que explicaban todo todito todo sobre lo que ha pasado en el pasado siglo sobre diplomacia e intereses, que tan bien me sabia de memoria pero que ya olvidé; leer por 3º vez el libro de Hobsbawm, pero esta vez disfrutando cada capitulo y leyendolo con el ojo puesto en relacionar lo que ya me suena de otras materias; leer todos esos libros que escriben periodistas serios, que denuncian los trapicheos e intentan comunicar un "despierta" a la poblacion, que nos cuentan desde chanchullos politico-empresariales con presiones hasta sus vivencias en las putas guerras o los paises del hambre; echar un ojo a la historia de las relaciones publicas desde el punto de vista no de memorizar, sino de saber su evolucion y motivos por los que surgiron donde aparece el señor Rockefeller o la Comisión Creel que ahora se de qué pié cojean; Retomar los textos de Gonzalo Abril, uno de los mejores profesores que he tenido y uno de los mas influidos por mi problema pellístico (colleja para mi), que nos acercó a la antropologia de la comunicacion en los ultimos siglos y nombres como Walter Benjamin, Shannon & Weaver y otros tantos mereceria la pena releer, o mejor dicho, comprender; ampliar libertades publicas y derechos humanos para que no se me olviden las leyes aun sin corromper y trasladarlas a la corrupcion real que se da con las violaciones de derechos humanos que se pueden encontrar en muchos informes como por ejemplo los de Amnistía Internacional; reempoyarme estructura del estado constitucional, donde descubrí que las cosas no estarian tan mal si se hicieran bien, que las bases estan asentadas (aunque podrían ser mejoradas) y que somos las personas, todas, las que la cagamos constantemente; tambien sería una prepotencia por mi parte no aprobechar las referencias de peliculas dadas en cine informativo teniendo herramientas como internet y la videoteca de la facultad.

Claro, a eso hay que sumarle cosas como hacer mi propia bilbiografia sobre fotografia (que ya estoy empezando), cine y, sobre todo de cara a lo que me gustaría ser "de mayor", manejar like a champion las situaciones de injusticia social en los paises subdesarrollados (vias de desarrollo los cojones) para poder ser útil y que nadie me choteé, que ya está bien, que estoy cansada de que se diga que asi son las cosas sin ni siquiera la posiblidad de réplica, que soy yo la que el dia de mañana tendra que ser adulta para decir todas esas cosas que siempre me han gustado oir, y que, para eso, es necesario inflarse a leer libros especializdos y tener una informacion y una cultura que, o te la curras, o jamas tendrás. Que se callen la boca porque tendré hechos irrefutables donde basar mis informaciones, que espero, varíen bastante del discurso formal actual. Seré una idealista con hechos y teclado.

Entonces, despues de tener esto claro, bajé a la tierra, a mi cuarto concretamente, a 19 horas de un exámen que llevo como el culo, completamente sola en casa y en una casa donde, como hija no empancipada, los padres responsables no verán con demasiados buenos ojos eso de "un año sabático". Incluso a mí me parece raro y me hace desconfiar. O me hace que me de miedo perder el tren, porque aunque me quedan 2 años de carrera y tengo 21, me siento que ya estoy en una maquinaria que no puede pararse de golpe ahroa que tiene inercia para seguir adelante. Pienso en que me quedan 2 años, en que tengo que hacer las prácticas sin las cuales no hay curriculum ni cultura que valga y que mi plan de estuidos no recoge (a diferencia de la mayoria de las carreras), en que tengo que sacarme el advance el año que viene, el carnet de conducir (porque ya he perdido un trabajo relacionado con lo que me gusta por culpa de eso), tambien se junta que no se que coño quiero hacer con mi vida, si irme con una ong a escribir o meterme en los medios "serios" para disparar mensajes de responsabilidad social sobre esos mismos paises y situaciones donde me gustaria ir o ventilarme un doctorado en relaciones internacionales y hacer eso mimos en las aulas y nutrir a la generacion siguiente para que el mundo sea un poquito mejor...

Que me siento irreal. La decision que quiero tomar para el curlso que viene no esta para nada prevista en el "calendario oficial" con todo lo que eso conlleva. Ojala fuera surreal, pero no, me siento irreal. Como que aqui estoy yo, que aqui me han puesto y me han soltado sin preguntarme hacia donde voy, ni siquiera yo misma me lo he preguntado, pero en cambio hay que seguir anando ¿hacia donde?, ni idea, pero tu tienes que andar porque si no te sales del sistema y te apartas y ya no sirves para nada, no existes, no eres. Y me estoy poniendo tremendista y dramática, pero bastante de razon hay en todo esto a nivel actual.

Creo que tambien cierro ciclo mental. Algo me dice que las cosas van a cambiar. Algo me hace ser consciente de estar en el mundo, en qué mundo. Y quiero estar preparada, pero son demasiadas cosas al rededor del sujeto yo de las que no me fío. Ni siquera me puedo fiar de mí misma, de mis planes de que toda esta formacion funcionará en el mundo real que nada tiene que ver conmigo. Tal vez, incluso puedo tomar la decision del "año autodidacta" y acabar dejandome llevar por la vagueria, mi gran contradiccion interiorizada que tantas veces me echa a perder pero que a su vez tantas veces disfruto como filosofia de vida en algunas ocasiones. Quizas porque cuando soy vaga puedo parar, reflexionar, lo unico que me ha funcionado bien desde que tengo uso de razon: el sentido común.

Y es curioso. Ya he terminado de escribir, de exteriorizarme hacia dentro (porque aqui no estoy ni fuera) y creo que todo lo que arriba he escrito creyendome unica en mi especie, es algo que ha sido tema recurrente a lo largo de la historia. Y yo aquí preocupada...

[Editado:] Justo al darle a "enviar" Isla me ha llamado. Se lo he contado y aunque hemos discutido porque no está de acuerdo, me ha dado un punto de vista que quizas no discierne tanto e mi discurso inicial. No puedo dejar un año por un impulso existencial (incluso estoy de acuerdo, a pesar de que eso me hace ver que hasta yo misma ando dentro de "la maquina"). Y lo que tengo que hacer es dejarme de tonterías (vaguería) y usar mejor mi tiempo libre porque dejar todo para una cosa es el camino facil, pero tambien puedo intentarlo todo poco a poco sin dejar nada atrás (y más vaguería). Aunque Isla tenga muy mala leche y a veces le mordería la cabeza, me da una rabia tremenda reconocer que me alegro de que esté a mi lado porque la jodía siempre algo de razón lleva.

PERO sigue siendo una mierda haber nacido Quijotesca, que conste en acta eh?...

6 comments:

insecto said...

Recuérdame que, café mediante, tengamos una conversación sobre este tema cuando hayas terminado los exámenes... (si te apetece, claro está :) )

Por cierto, no te fíes de la Lowy. Cuando estrenaron La mala educación, yo fui pronto a la facultad para recoger entradas, y me vio haciendo cola de las primeras y sin venir a cuento (y sin conocerme de nada) me dijo: en clase deberías estar y no haciendo cola... Y yo estuve a punto de decirle: he aprendido más con las películas de Almodóvar sobre cine que con la mayoría de los profesores de esta "santa casa"...

delirante said...

sí, podríamos tener esta respuesta-comentario en torno a un café o una cocacola postexamen, pero las cosas son un poco así, y así van a ser.... (aunque bien nos la podríamos guardar para este veranito....)

tengo 23 años, soy de la promoción del 2002/03, la que cambió el plan de estudios y la que sufrió las consecuencias.
este año es mi quinto, pero para nada el último.

el primero lo usé en darme cuenta de qué iba aquello, en desmontar con cuidado y alboroto todo mi castillo de lego con el que había jugado mientras me matriculaba, creyendo en las libertades, los ideales y la parafernalia de la comunicación.
el segundo lo usé en recuperarme, en ponerme en pie y buscar (sin mucho éxito) mi sitio.
el tercero, en darle un empujón académico al expediente, en acumular MHs y decirme a mí misma "sí, sí que vales...".
el cuarto, en encontrarme dentro de la mole y saber [ahora ya sí, por fin] qué era lo que quería hacer de/con mi carrera, y lo que no; mis principios por delante.
el quinto [éste], en aguantar, a duras penas...

una de las grandes lecciones que he aprendido en la vida (y no ahí dentro) es que no hay tiempos predeterminados y fijados a los que atenerse.
la carrera no son cinco ni tres años.
periodismo te lleva lo que cada cual quiera dedicarle.
a quien les entra las prisas, la acaban en cuatro [verídico].
a quien prefiere saborearla y tomársela con la calma y el regocijo en aquello interesante que puedes encontrar, igual algo más.

soy surreal.
sigo a Gonzalo Abril por la facultad como una esponja empapándome de su sabiduría.
me he leído la mitad de la biblioteca.
me he visto la videoteca casi entera.
leo todos los periódicos que puedo.
tengo en casa decenas de atlas, ensayos, manuales y textos de todas las disciplinas, materias, asuntos y temas que me han captado en algún momento.
amé a chomsky, a ben ami, a quirós. amo a barthes, a peirce, a benjamin, a sartre.
me compro la le monde diplomatique.
quiero quedarme en la universidad. quiero un doctorado. quiero un postgrado. quiero una tesis. quiero dar clases.
quiero seguir, y voy a seguir.
aunque me cuesten las canas.

es verdad lo que dicen: esta también es una carrera de vocación. sólo hay que encontrar la tuya propia.... y ser lo suficientemente valiente como para seguirla.

[me ha encantado este post...(pero mucho)]

belga_seg said...

pffff yo es que me quedo pequeñita al lado de vosotras tres... casi que me apunto al café y os escucho atentamente, porque sabes qué poulaina? tengo un año mas que tú y todavía no he entrado en esa fase... yo también quiero un año sabático, pero para escribir, escribir y escribir... y cada vez me doy mas cuenta de que eso no tiene nada que ver con el periodismo...
Lo dicho, que me apunto al café...
0 besitos, y sabes? a mí me encanta que hayas nacido Quijotesca, sino no serias Poulaina

Beatrize Poulain said...

Ale, una cafepandi en toda regla para el verano, yujuuuuu!
(a ver si es verdá)

Sari said...

Creo que llegué medio tarde para el café, sin embargo estoy igual que vos.. Con mil ganas de saber francés y poder vivir escribiendo, coincido con Belga que comunicación en mi caso, periodismo en el tuyo, poco tienen que ver.... Pero estamos ahí, de algo ha de servirnos tanta teoría, tantos libros y tantas pelis...
Eso sí, nunca será suficiente! Cada vez hay más pelis, más libros y más teorías...

Pero pocas veces encontrás quien escriba y se acerque a lo que sentís en el momento!

(Excelente Post)!!!

Laurea said...

He empezado a curiosear este post y me ha enganchao de tal manera que he tenido que terminarlo...y, sinceramente, en un día como hoy, me voy a dormir con algo que pensar... lo cual no está nada mal porque en esto días de verano a mí me ataca la vaguería, es más tenía pensado repasar apuntes, practicar con el software, buscar ideas comunicativas factibles a través de una cámara...
y qué he hecho??? Pasarme el día en la piscina y de charreta con los amigos... que no está mal, pero con esto comprendo que mi (tu) momento todavía está por llegar e incluso que no deba esperarlo sino perseguirlo hasta encontrarlo.
Sin duda es pasión lo que aquí se lee...así que, hagas lo que hagas, ánimo. Que seguro que puedes, seguro que ese (el que elijas) es tu sitio.
Besicos!