Monday, December 01, 2008

A la orilla de las letras


Las palabras son como las huellas de los pies a orillas del mar:

desde el principio estan condenadas a desaparecer con las olas,

pero siempre te quedará decir que tu pié lamió con su planta

allí donde la luna juega a hipnotizar la marea.

8 comments:

centrifugado said...

el jueves por la tarde quedamos?

jelly said...

las palabras son como las huellas de los pies...

si que es verdad que pueden desaparecer pero no del todo, siempre queda algo de la huella que hicieron :)

Anonymous said...

el mar siempre te devuelve las palabras en forma de caricias cuando te moja, cuando sientes sus sonidos atravez de su estado de animo aveces impulsivo, aveces calmado pero siempre te devuelve una sonrisa
Por eso adoro el mar

f said...

el tracatraca de fusas y corcheas de las olas,
y el lunático compás de las mareas...

(te vi en la facul y me puse a habalr con un amigo y luego me di cuenta demasiado tarde de qe no me habia acercado a saludarte. a ver cuadno cineamos de nuevo.
f.)

Lola said...

barcelooona...

allí también hay olas. Y holas.

Anonymous said...

Cuando vuelves a compartir tus palabras, hace frio en este Madrid, y la rutina se apodera de mi vida, help us

[..La chica triste que te hacía reír..] said...

El final me recordó a esto:

"Quiero ser un chicle y basta
y basta de tonterías
tengo las palmas de las manos pegadas
en una pared.

Tengo las manos pegadas
tengo pegadas
las plantas de lo pies
la columna vertebral
la médula espinal

tengo pegado el estómago
tengo pegado el páncreas

basta ya
yo soy un chicle
de color rosa pálido
masticado
magullado
deformado
y pegado en esta puta pared

Pero puedo decir con orgullo
que ella me ha masticado"

Pedro Bataller.

No sé. Me recordó. Y te lo dejo aquí ya de paso... :)

Hada Gris said...

Tan seductora, La Luna, que atraparía hasta tus palabras.

Un pajarito me ha dicho que vais a emprender (tú, y el avecilla en cuestión) un viaje hacia la Ciudad Condal. Disfrutadlo, preciosas, porque no conozco personas que se merezcan tanto una escapadita como vosotras.